Inicio » Arquitectura » ¡ESTE SUELO ES UNA RUINA!
Arquitectura Crisis

¡ESTE SUELO ES UNA RUINA!

«Compra este suelo que le vas a sacar una rentabilidad de por lo menos un 150%…» «El banco me financia el 110% del solar…» Estas frases son las que nos han ayudado a entrar en esta profunda crisis constructiva de la cual nos va a costar mucho tiempo salir. Y si además de la especulación le añadimos la entrada del nuevo Código Técnico de la Edificación… ¡LA BURBUJA EXPLOTA!

Vayamos por partes pues:

En el año 2006 los precios de la vivienda habían comenzado a descender a un ritmo suave, los promotores lo sabían, pero no era nada significativo ya que como todo el mundo sabe, o debería saber, el mercado de la vivienda es cíclico, con periodos de alza y de baja. El mercado ajusta los precios según oferta y demanda existente y va aliviando tensiones de precios.

En ese mismo año, concretamente en Septiembre de 2006, entraba en vigor el CTE (Código Técnico de la Edificación), el cual sustituye a toda normativa existente entonces como la NBE (Norma Básica de la Edificación) entre otras. Dicho código trae más nerviosismo y prisas que otra cosa, y es que esta nueva normativa ponía las cosas más complicadas para todos por ser una normativa muy exigente en todos sus aspectos.

Con estos dos frentes abiertos, se produjo la siguiente situación, en los meses de Julio y Agosto de 2006, meses previos a la entrada en vigor de la nueva normativa de edificación, se produjo una entrada masiva a los colegios oficiales de proyectos para ser visados antes de la entrada en vigor del CTE. Esa «necesidad» de visarlo todo antes de, y la caída cada vez más grave de los precios de venta de viviendas, produjo un exceso de oferta en el mercado que hoy día, todavía existe en las pocas inmobiliarias que siguen en activo, pero sobre todo, el stock está en las oficinas de tu banco o caja.

Con todo ello, se entró en una de las crisis constructivas más graves de la historia de España, y digo de las más graves, porque en los años 70, hubo una gran crisis muy parecida a la actual, con el añadido de un cambio en el gobierno del país…

Ahora solo queda luchar por salir de esta engorrosa situación, de la que algunos economistas dicen estamos saliendo ya.

Después de la tormenta llega la calma… No debería ser así, puesto que esta situación se debe aprovechar para introducir un cambio en la sociedad consumista, y concienciar a todos los agentes intervinientes en el proceso de construcción de que un mejor y más exhaustivo estudio de mercado nos puede librar de grandes fracasos.

Por otro lado, y con esta situación, llegamos al punto clave, la normativa española ha cambiado la clasificación de suelo, ahora el suelo es no urbanizable o urbano, y para adquirir la condición de solar, el suelo urbano debe estar dotado de todas las infraestructuras necesarias tales como agua, alumbrado público, red de evacuación…

Y aquí es donde llega la ruina de los especuladores, los que compraron solares a 1 millón de €uros, pensando que le sacarían 2.5 millones de €uros, ahora ven como sus tierras se devalúan al no tener la condición de solar, ya que para ello tienen que invertir mucho dinero en transformarlos.

Así es señores especuladores y por que no decirlo, también señores de los bancos que fueron los primeros en apostar por tierras que ahora son una hucha sin fondo, ¡ESTE SOLAR ES UNA RUINA!

Añadir comentario

Click aquí para escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.