Inicio » Arquitectura » Museo de Historia de Ningbo | Wang Shu
Arquitectura Museos Obra Pública Premio Pritzker Wang Shu

Museo de Historia de Ningbo | Wang Shu

En medio del moderno centro financiero de Ningbo, en el este de China, el Museo de Historia se presenta como una llamativa escultura de gigantescas dimensiones. Esta construcción crea un paisaje urbano en una vasta planicie mediante una serie de cruces de caminos, plazas y espacios públicos, así como escaleras y terrazas. La expresiva forma y el volumen horizontal contrastan con las torres del cercano distrito financiero y gubernamental. La base de este edificio de cuatro pisos forma un cuerpo rectangular que se alza fragmentándose en diferentes volúmenes de afiladas aristas, cuyos muros inclinados poseen un gran dinamismo y parecen alargarse en todas las direcciones. 

El visitante entra en el museo a través de una vía pública que parte en dos la planta baja del edificio. Desde el vestíbulo se accede a dos salas de exposiciones ubicadas en este mismo piso o, a través de estrechas escaleras mecánicas y amplias escalinatas, a las plantas superiores. Dichas plantas se caracterizan tanto por los incisivos cortes, en forma de patios interiores y terrazas, como por las laberínticas callejuelas, las escaleras y pasarelas. Consigue su carácter monolítico y al mismo tiempo lleno de vida gracias a las fachadas, construidas en su mayoría con piedra procedente de escombros; se trata de una técnica de construcción tradicional china que se sigue poniendo en práctica hoy en la reconstrucción posterior a catástrofes naturales.

La compleja fachada en capas está formada por un núcleo de hormigón armado y una capa superficial compuesta por unos veinte tipos de piedras naturales y ladrillos recuperados. Proceden de las docenas de pueblos de la región que se destruyeron para hacer sitio a construcciones del barrio financiero y gubernamental. La «fachada arqueológica», gracias al carácter tectónico y sensible de la piedra y el ladrillo, confiere vitalidad, plasticidad y hace visibles las huellas del pasado y la tradición china.

Fuente: detail.de | Imágenes: © Iwan Baan

Añadir comentario

Click aquí para escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.