Inicio » Arquitectura » Fundacion Antoni Tapies | Premios FAD
Arquitectura Interiorismo Museos Obra Pública Premios Premios FAD

Fundacion Antoni Tapies | Premios FAD

Dado el éxito obtenido la semana pasada, esta semana hemos decidido sacar a la luz los premios FAD 2011, hoy os presentamos el premio de arquitectura FAD 2011.

La Fundación Antoni Tàpies es un museo y centro cultural situado en la ciudad de Barcelona. Está dedicado principalmente a la vida y la obra del pintor español Antoni Tàpies.

La fundación fue fundada por el propio artista en 1984. La idea era la de crear un centro para el estudio y la promoción del arte contemporáneo. Cuenta con una de las colecciones más completas de la obra de Tàpies, donadas por el propio pintor y por Teresa Tàpies, su mujer. Contiene más de 300 obras de todos los periodos artísticos del pintor. Abrió sus puertas en 1990.

Además de las exposiciones permanentes dedicadas al pintor barcelonés, el museo realiza numerosas exposiciones temporales que abarcan todos los géneros artísticos. Destaca también la biblioteca, especializada en arte moderno, y que está considerada como una de las más completas del mundo en su género. Cuenta también con una sección dedicada al estudio del arte asiático.

La sede se encuentra en el barrio del Ensanche, en un edificio modernista obra del arquitecto Lluís Domènech i Montaner. Construido entre 1881 y1885, la fachada del edificio combina la utilización de los ladrillos con hierro. Fue el primero de estas características que se construyó en la zona y sirvió como sede de la Editorial Montaner i Simón.

Fue restaurado por los arquitectos Roser Amadó y Lluís Domènech Girbau que además lo acondicionaron para ser la sede de la Fundación. Tàpies realizó una escultura, Núvol i cadira (nube y silla), que actualmente corona la fachada del edificio y que se ha convertido en todo un símbolo de la propia fundación.

En 2010 se reabrió el museo tras dos años de rehabilitación, a cargo del arquitecto Iñaki Ábalos. En esta ocasión la obra estrella de la nueva exposición fue la escultura titulada Calcetín, situada en la terraza de la Fundación. Este era un viejo proyecto de Tàpies, encargado en 1992 por elAyuntamiento de Barcelona para decorar la Sala Oval del Palacio Nacional de Montjuïc, sede del MNAC. Tàpies proyectó una escultura en forma de calcetín, de 18 metros de altura, con la significación, según él, de “un humilde calcetín en cuyo interior se propone la meditación y con el que quiero representar la importancia en el orden cósmico de las cosas pequeñas”. Sin embargo, debido al rechazo popular al proyecto y a la oposición de la Generalidad de Cataluña, la obra finalmente no se llevó a término. Aun así, años más tarde el artista retomó el proyecto, que sin embargo pasó del proyecto original de 18 metros a una versión reducida de 2,75 metros.1

En esta nueva singladura cabe destacar igualmente la colocación en el sótano del edificio de la colección particular del artista, compuesta por diversas obras de arte de todo tipo y procedencia, destacando obras de Francisco de Goya, Zurbarán, Picasso, Joan Miró, Marcel Duchamp,Georges Braque, Hans Arp, Paul Klee, Max Ernst, Vasili Kandinski, Willem de Kooning, etc. Asimismo, destacan diversas piezas de arte asiático, africano y precolombino, obras medievales, piezas de arqueología y libros de diversa procedencia, destacando varios incunables y manuscritos, como un libro copto del siglo XVI y una biblia del siglo XV.

Texto extraido de la web de la fundación:

“La Fundació Antoni Tàpies abría sus puertas en junio de 1990 en la sede de la antigua Editorial Montaner y Simón, obra del arquitecto modernista Lluís Domènech y Montaner, restaurada y acondicionada por los arquitectos Roser Amadó y Lluís Domènech Girbau.

Construido entre 1881 y 1885, este edificio fue el primero del Ensanche barcelonés que integraba la tipología y la tecnología industrial, combinando hierro y ladrillo visto, en el tejido del centro urbano. 

La Editorial Montaner y Simón es junto con la casa Vicens de Antoni Gaudí, uno de los pocos ejemplos que quedan de una manera de construir hoy en día desaparecida y ejemplifica también el paso de una arquitectura ecléctica propia del siglo XIX a un nuevo estilo, el modernismo. Lluís Domènech i Montaner y Antoni Gaudí establecieron las bases arquitectónicas que definieron dos vías de desarrollo diferentes: Gaudí encarnaba una corriente «expresionista», mientras que Domènech i Montaner se decantaba por el racionalismo. 

En 1879 Domènech i Montaner realizó los planos de la Editorial Montaner y Simón. Este edificio recoge muchas de sus preocupaciones respecto a la arquitectura, que no concebía como un elemento autónomo, sino vinculado a un contexto social e histórico concreto. En ese sentido, en 1878 publicó en la revista La Renaixensa el artículo «En busca de una arquitectura nacional», en el que, más que llegar a conclusiones definitivas o dar respuestas concretas, planteaba por primera vez una serie de cuestiones sobre la necesidad de una arquitectura nacional, que fuera a la vez la expresión de las inquietudes de la modernidad de una nueva era. 

El edificio de la Fundació está “encajado” entre las dos paredes medianeras de las casas contiguas. Para elevar su altura y subrayar su nueva identidad, Antoni Tàpies creó la escultura que corona el edificio, titulada Núvol i cadira (Nube y silla, 1990). La escultura representa una silla que sobresale de una gran nube. La silla, motivo recurrente en la obra de Tàpies, alude a una actitud meditativa y de contemplación estética. 

La fachada de este edificio combina influencias estilísticas clásicas, visibles en la puerta del centro y los dos cuerpos laterales simétricos, y musulmanas, como el uso del ladrillo sin pulir, los elementos de tipo mozárabe y la composición geométrica arabesca. 

La sede de la Fundació Antoni Tàpies fue declarada monumento histórico en 1997. 

De 2008 a 2010 el estudio Ábalos+Sentkiewicz Arquitectos lleva a cabo una segunda reforma del edificio para adecuarlo a las normas actuales de accesibilidad y para recuperar su carácter industrial original. En esta ocasión, se instala la obra de Antoni Tàpies Mitjó(Calcetín: maqueta, 1991; obra, 2010) en la terraza de la Fundació, situada en lo alto del nuevo edificio de oficinas.”

Fuente: wikipedia y fundaciotapies.org

Añadir comentario

Click aquí para escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.