Inicio » Arquitectura » Tondeluna | Premios FAD
Arquitectura Interiorismo Premios Premios FAD

Tondeluna | Premios FAD

Como propuesta de nuestro escritor colaborador JAEJ, esta semana vamos a dedicar nuestro tiempo a dar un homenaje a los premios de arquitectura FAD. De esta forma pretendemos también sacar a la luz proyectos españoles de gente que dedica mucho tiempo y esfuerzo a crear arte con sus trabajos. En estos premios existen dos categorías, Arquitectura por un lado e Interiorismo por el otro. En esta primera entrada os ofrecemos el proyecto ganador de la categoría de Interiorismo, TONDELUNA.

El siguiente texto esta extraído tal cual de la página web de tondeluna, escrito por su propio dueño:

«Tondeluna es un sueño largamente meditado. Gestado en mi memoria desde que apenas comencé a dedicarme a este oficio, siempre imaginé tener un espacio propio, al cual imprimir toda mi personalidad y manera de entender mi quehacer. Ese sueño se ha ido enriqueciendo a lo largo de mi vida y se ha ido armando de mil experiencias hasta llegar aquí. Este es el resultado.

El estudio de Arquitectura Picado y de Blas de Madrid han sido los responsables de llevar a cabo este proyecto, encargado por Francis y su mujer Luisa. Ellos han sabido captar, antes para el Echaurren y ahora para Tondeluna y hacer realidad todas estas inquietudes. Han sido audaces y han creado un concepto de restaurante diferente e inédito hasta hora y convertir este sueño en realidad. Para la decoración del todo el local se han empleado maderas laminadas absolutamente sostenibles de la empresa riojana Garnica Plywood. Las mesas, sillas, techo, suelo, paredes, el bosque, los cuartos de baño, todo se ha realizado pensando siempre en el impacto cero. El Grupo Garnica proveedor de la madera, es un modelo de desarrollo sostenible, es mucho más que un fabricante de tablero de contrachapado. Se trata de una empresa cuyo proceso productivo fomenta de manera activa la mejora del medioambiente y las explotaciones forestales sostenibles, generando empleo en zonas desfavorecidas del entorno rural y produciendo rentabilidad a largo plazo en áreas agrícolas de baja productividad.

El local presenta únicamente seis mesas largas, todas ellas orientadas hacia la cocina vestida de unos irreprochables y asépticos colores blanco y acero. A la espalda de las mesas y frente a la cocina se dibuja en abstracto un bosque, con sus colores que representan las estaciones.

Lo que ha primado desde el principio, fue el poder crear un vínculo entre el comensal y lo que este va a degustar y mostrar sin trampa ni cartón, todo el proceso de elaboración, que se completará o terminará según los casos, en las mesas auxiliares que hay en la cabecera de cada mesa. La función del camarero se confunde con la del cocinero, rompiendo esa barrera que tradicionalmente ha existido. Sala y cocina son un todo, donde unas veces el camarero puede hacer de cocinero y viceversa, sin complejos. La imagen de Tondeluna, sus cartas, papelería y esta web han sido diseñadas por el Espacio Paco Bascuñán de Valencia.»

Fuente: tondeluna.com

Añadir comentario

Click aquí para escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.