Inicio » Arquitectura » Museo Imperial de la guerra | Daniel Libeskind
Arquitectura Daniel Libeskind Museos Obra Pública

Museo Imperial de la guerra | Daniel Libeskind

imperial-war-museum-3El arquitecto polaco – estadounidense Daniel Libeskind plasmó, en un solo edificio, el horror de la guerra y la causa pacifista. Casi una pieza escultórica, el Museo Imperial de Guerra de Manchester sigue la línea de los últimos museos del mundo, donde la imagen del edificio es más importante que los objetos de exposición.

Este edificio expresa la visión del mundo de Libeskind, que se destaca por el elaborado simbolismo de sus obras. Tanto en sus exteriores como en sus interiores, todo el conjunto produce una imagen perturbadora, de ruptura.

Por su expresividad formal y por su introducción en el contexto, el Museo es un fuerte símbolo urbano para la ciudad de Manchester.

Situación

imperial-war-museum-7Está localizado en las orillas del Canal de Manchester en Salford Quays, Inglaterra.

Esta composición y constelación de formas, funciones y relaciones, completa el área en la que se coloca el proyecto, con el objetivo de crear un nuevo centro para los diferentes edificios de la zona.

Concepto

El concepto de diseño está basado en un globo fragmentado en tres partes y rearmado en un sitio, haciendo referencia a los efectos de la guerra en la historia del mundo representando los conflictos en tierra, agua y aire.

Remedando la guerra, cada volumen es un gajo que reproduce la curvatura del planeta y crea la inquietante sensación de que un pedazo del mundo se rompió y terminó incrustándose en el puerto de Manchester.

Los pabellones que representan tierra, agua y aire, se comportan como tres piezas interconectadas que albergan todas las funciones: salas de exposiciones, restaurantes y espacios para espectáculos.

La cubierta de aluminio con estructura de acero presenta una geometría asimétrica y formas libres ondulantes.

Espacios

imperial-war-museum-6A la distancia, lo primero que se percibe del edificio es su torre curva. Esta es la entrada principal del museo. Los visitantes acceden por esta cubierta que representa el AIRE, de 55 metros de altura. Su construcción presenta unas vigas de acero entrecruzadas casi verticales que albergan al elevador, el cual da acceso a una plataforma localizada a 29 metros de altura y que ofrece una vista espectacular del Canal y la Ciudad de Manchester.

Un gran techo curvo que alberga las principales áreas públicas del museo, la exhibición principal y la Galería de exhibiciones Especiales, simboliza la TIERRA. El piso presenta una curvatura en su superficie, correspondiente a la curvatura del planeta. Los interiores cavernosos alojan espacios amplios y flexibles para las muestras, con una iluminación que imita la oscuridad de las cuevas.

Finalmente el área que representa al AGUA, se dispone en el extremo opuesto en planta a la cubierta del aire. Consiste en una plataforma que mira hacia el canal de Manchester y alberga un restaurante, cafeteria y espacio para espectáculos.

Como en el Museo del Holocausto de Berlín, Libeskind buscó crear inquietantes experiencias sensoriales en el visitante. La sala principal de exposiciones es un espacio oscuro equipado con docenas de proyectores y altavoces que hostigan a la gente con imágenes y sonidos de los conflictos bélicos. Los artefactos de guerra no se exhiben en vitrinas sino que están desparramados por el lugar.

Fuente: wikiarquitectura

Añadir comentario

Click aquí para escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.