Inicio » Construcción » Sistemas pasivos de refrigeración en la arquitectura iraní
Construcción Contaminación Curiosidades del mundo Edificación Sostenible Energías renovables Ingeniería Urbanismo

Sistemas pasivos de refrigeración en la arquitectura iraní

 

Usar la energía del sol y del viento para conseguir que circule el aire fresco hace parte de los llamados sistemas pasivos de refrigeración en la arquitectura iraní, un tema realmente fascinante que se ha convertido en objeto de miles de discusiones por tratarse de técnicas altamente efectivas que obviamente marcan la diferencia.

Ciertamente la alternativa de acudir a medios naturales para enfriar y climatizar el aire es una modalidad altamente funcional digna de implementarse en la mayor cantidad de escenarios posibles, esto por supuesto se complementa con los bajos costos que suele representar.

Los sistemas de refrigeración pasiva en una ciudad iraní

Los edificios y en general las creaciones arquitectónicas pueden tener incorporados sistemas que logren disipar el calor natural, esto obviamente con aplicabilidades diferentes en función de las condiciones climáticas específicas que estén de por medio.

En cuanto a la arquitectura iraní, llama especialmente la atención la idea de técnicas vernaculares para aquellas zonas extremadamente áridas que sin precisar costos energéticos cumplan favorablemente con su objetivo. Sobresale entonces la torre eólica que capta los vientos y logra que cuando el aire descienda este con su distribución enfríe los distintos espacios de la construcción.

La famosa ciudad iraní Yazd equivale por lo tanto a uno de los mejores ejemplos con sus populares torres de viento, pues demuestra una arquitectura inteligente constituida para hacer frente a los distintos fenómenos atmosféricos.

El enfrentamiento con los sistemas de climatización mecánicos

La efectividad de las técnicas mencionadas anteriormente muchas veces suele enfrentarse con alternativas un poco más actuales, sin embargo es fundamental hacer énfasis en que la primera desde su divulgación se ha transformado en un ejemplo para el mundo que no desmerece en absolutamente nada.

No debemos olvidar que los sistemas de climatización mecánicos si consumen demasiada energía, punto totalmente en contra.

Añadir comentario

Click aquí para escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.